Sobre las mujeres (ligues y demás) Parte 6. ¿Como llamar la atención de una mujer?

16 julio 2010

veces compartido

En este blog vaya que he hablado mucho acerca de las mujeres. Se han publicado estudios de lo que quieren ellas, de lo que queremos nosotros, y este es el sexto artículo donde hablo sobre las mujeres. Nótese que entre cada artículo hay diferencia de algunos meses entre sí. Eso es porque necesito agarrar la experiencia y nuevas vivencias para poder escribir un nuevo artículo. Y ahora escribo este porque a pesar de todos los estudios, todos las experiencias, los batazos y los aciertos que he tenido, me he preguntado. ¿Que es lo que uno debe de hacer para llamar la atención de una mujer?.

Por azares del destino (no tanto por méritos propios) conseguí los medios principales comunicación que uno debe de tener con la mujer que le gusta: El teléfono celular, indispensable, y también tenerla dentro de los contactos de Facebook. Tengo todos los medios disponibles para invitarla a salir cuando yo quiera. Pero en realidad yo casi no conozco a la mujer en cuestión y en unos días la voy a ver. Hemos platicado como dos veces en la vida y ya, nos hemos caído bien, pero hasta ahora no ha sido nada del otro mundo. Y es aquí donde viene la pregunta. ¿Como lograr llamar la atención de una mujer?.

¿Como dar ese paso?

En el estudio que hice, descubrimos que las mujeres quieren hombres seguros de sí mismos, que sean atentos, inteligentes, aseados, que sean trabajadores, etc. Pero ¿como se puede hacer para llamar su atención y que se fijen en uno?. Algunas personas sugieren que primero se forje una amistad, y lo entiendo. Pero hay veces que uno forja la amistad tanto, que cuando uno quiere dar el siguiente paso, resulta que ya solo quieren ser tu amigo. Entonces si, hay que forjar la amistad, pero dejar el terreno preparado para el siguiente paso y lanzarse a cazar a la afortunada presa (porque obviamente, toda mujer que esté conmigo, es una mujer afortunada).

Mi amiga Caroline, una amiga por cierto muy bonita que está pasando por una mala racha con el sexo opuesto (más o menos igual que yo) me dice: –Debes ser original, trata de ser como eres sin poner máscaras. También se detallista, a las mujeres nos encantan esos pequeños detalles, que te manden un lindo mensaje, que te ayuden a cargar las cosas. A ver, en eso de la originalidad si estoy de acuerdo. Algo que he descubierto es que tanto a las mujeres como a los hombres, nos atrae la autenticidad. No hay nada más incómodo como cuando uno está con una persona que aparenta ser alguien que no es. Sobre lo de detallista también concuerdo, a pesar de que en este mundo actual se han perdido algunas costumbres, a las mujeres siempre les gusta que les recojas algo cuando se les cae, que le abras la puerta del carro, o les ayudes a cargar cosas. Siempre los hombres atentos y auténticos son más atractivos para las mujeres que quienes no lo son.

Cerebro a la conquista.

Tal vez dejando que todo fluya y sin forzar las cosas tenga más suerte con la dichosa mujer. Estoy en una prueba de oro, porque de las dos últimas mujeres con las que traté algo no medí bien los tiempos. Con la primera me tardé y me la ganaron, con la segunda me precipité y se sacó de onda. Ahora se supone que ya tengo la sabiduría para manejar bien los tiempos y no precipitarme o tardarme. Tendré que invitarla a salir en su debido momento y a conquistarla en su debido momento. Pero sigue surgiendo la duda: ¿Como puedo llamar la atención de una mujer?, ¿hay alguna técnica?, ¿o solo como me dicen, tendré que ser natural y detallista y ya de ahí en más las cosas no dependerán de mí?. Para hacerle caso a mi estudio, iré arreglado, perfumado, rasurado, trabajador si soy, creo poder cumplir con los resultados del estudio, pero ahora deberé ser creativo para poder llamar su atención. A ver Cerebro concéntrate, se auténtico: Tu allá tienes que ser Cerebro, no puedes llegar siendo un bulbo raquídeo o un cerebelo como dice mi amiga Elizabeth.

Y a los hombres también nos gusta la seguridad.

Es curioso, mi amiga Caroline me decía que cuando no se sentía segura, no tenía éxito para ligar cuando iba a los antros. Y es que es cierto, a los hombres también nos encanta la seguridad. A mi, la última chava que me gustó (con la que me precipité), me gustaba porque tenía una personalidad muy peculiar que atraía mucho. Pero ella tenía un problema, no era auténtica cuando trataba de encajar con la sociedad. Trataba de parecerse a otras personas y negaba su personalidad. Esa actitud me transmitió inseguridad, y por ende yo en la actualidad no volvería a intentar con ella. El hecho de no ser auténtico transmite inseguridad, porque al poner máscaras, uno refleja no estar seguro de quien es, demuestra que tiene complejos que le da miedo exhibir (aunque el complejo a veces suele ser más bien el miedo mismo) y es la verdad, tanto a los hombres como a las mujeres no nos gustaría andar con “máscaras”.

Con la nuevo prospecto pasa lo contrario. Ella irradia muchísima seguridad. Es cierto que a veces la seguridad suele ser intimidante, porque parece que uno tiene que “ponerse al tiro” para no ser rechazado por dicha persona. Pero hay que aceptarlo, las mujeres seguras de sí mismas son muy atractivas, a veces esa seguridad suele ser más penetrante que la belleza física. ¿Por qué?. Porque una persona segura es una persona auténtica, una persona a la cual no le da miedo mostrar quien es, una persona con una gran personalidad que se sabe reafirmar a pesar de sus defectos.

No me responsabilizo ni me comprometo a nada. Si traigo malas noticias, se aguantan y ya (y mis estimadas lectoras todavía tendrán tiempo para conquistarme). Yo haré el mejor de los esfuerzos, y espero que la sabiduría aprendida en estos meses sirva de algo.

Ver Parte I

Ver Parte II

Ver Parte III

Ver Parte IV

Ver Parte V

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter