El Acceso a la pornografía (revisión).

29 abril 2010

veces compartido

Muchos de los comentarios que pusieron en el post pasado “El acceso a la pornografía” me hicieron reflexionar sobre el post que escribí. Creo que sinceramente exageré en algunas cosas, y pues como no me gusta borrar posts de los que me he arrepentido escribir, simplemente me hago un espacio para darme mi derecho de réplica.

Es muy cierto lo que comentaban algunos lectores de este blog como I0n o Fleitasgdl. La clave está en la crianza de los niños y no tanto en buscar bloquear la pornografía, que siendo sinceros, siempre va a existir. Yo creo que más bien la clave debería estar en que a los niños se les enseñe a valorar a las mujeres por lo que son. Como comentaba, todos pasamos por esa etapa juvenil de ver contenido pornográfico con los amigos; y al menos yo no quedé transtornado, ni soy un adicto sexual ni nada por el estilo; porque mis papás me enseñaron a respetar a las mujeres.

De hecho el tratar de bloquear el contenido pornográfico, lo hace algo más atractivo, “recordando que por más prohibido sea algo, tienta más”. Y fué algo que no pensé. La pornografía siempre va a existir, es algo que siempre ha existido en la humanidad y existirá. Así como los Table Dances y demás formas recreativas para adultos. Por esa razón me retracto al decir que los gobiernos o los medios como Google deberían de controlar la pornografía que se filtre o se propague por Internet, porque tampoco creo que es su responsabilidad. Más bien es responsabilidad de los padres de educar a los hijos.

De igual forma pienso que es más efectivo enseñar a un niño a respetar a las mujeres, que simplemente evitar que vean el contenido pornográfico. De hecho, recuerdo que una vez que era adolescente ví con mi mamá una película que tenía cierto tono pornográfico, y en lugar de simplemente cambiar el canal o decirme que me tapara los ojos, me invitó a la reflexión al terminar la película, y creo que eso me ayudó mucho más a madurar que si me hubiera prohibido ver el contenido. Y creo que un niño bien educado es un niño inmune a la perversión sexual en la que sí pueden caer tanto la gente que no fué bien educada, como a la gente que simplemente les prohibieron ver contenidos pornográficos simplemente porque estaba mal.

De lo que si no me retracto es de haber dicho que se tiene que evitar la pornografía infantil. Una persona mayor de 18 años, al ser un adulto, se supone que ya tiene la madurez necesaria para saber lo que hace con su cuerpo, no así un menor de edad que puede ser influenciable y manipulable por los adultos. Creo que la pornografía infantil si debe de ser erradicada por las razones que comenté.

Eso es todo.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter