Mi propuesta para un México mejor. Parte 1 de 2

17 abril 2010

veces compartido

Por ahí dicen que es malo estarse solo quejando, también es muy importante ser proactivos y no solo reaccionarios. Y por eso he decidido elaborar un post (conste que es muy largo y va contra las reglas tontas que dice que los artículos de los blogs no deben de tener más de tres párrafos “ni que fuera Twitter”).

Tal vez yo no sea un experto en algunos de los temas, pero si el gobierno comete “cada estupidez”, creo que, al menos mi voz, como la de todos ustedes, merecería ser escuchada. Y esto que voy a escribir a continuación no solo lo voy a dejar en este blog. Lo voy a mandar a las autoridades federales por los medios electrónicos pertinentes, y está basado no solo en mi opinión, sino en varias ideas que encontré, que yo creo que podrían ser útiles para poder hacer que nuestro país avance.

Algunos dirán que algunas propuestas son utópicas o irrealizables, pero entonces ver a nuestro país como un país desarrollado entonces sería utópico también, y yo he decidido no dejarme llevar por esa actitud derrotista al escribir esta propuesta. Iniciamos:

Introducción:

La globalización es una realidad. La democracia y el capitalismo (no confundir con su vertiente radical neoliberal) han demostrado ser de todos los sistemas, los menos peores; por lo cual considero que México debe adoptar esta realidad como base para adoptar un plan de desarrollo de crecimiento, que actualmente no tiene.

México necesita un cambio a fondo, radical, pero conservando y depurando el modelo democrático que actualmente está tratando de implementar. Se necesita un plan donde varios de los frutos se verán a largo plazo y cuyos métodos podrán causar algunos “efectos secundarios” en sus primeras etapas de aplicación, pero que podrán ser duraderos.

Educación y Cultura:

Quiero empezar con la educación, porque son las “fuerzas básicas” de un país. Los demás puntos serían inútiles o al menos, menos eficientes si no se logra elaborar un cambio radical en la educación. Parte del problema mexicano es la idiosincracia, un cancer difícil de extirpar, porque se ha vuelto un círculo vicioso; pero creo que la educación es el arma más fuerte que se tiene para poder vencer ese cancer y hacer una revolución intelectual.

1.- Desarrollar un plan educativo en concenso por medio de diversas instituciones, con diferentes formas de pensar, sean entidades laicas o religiosas, estas últimas siempre y cuando estén representadas por asociaciones civiles y no por las iglesias directamente. Para que así se pueda abarcar un amplio espectro ideológico, que no esté monopolizado por una sola entidad (ej, propaganda oficialista gubernamental), y represente los intereses de la mayoría de las instituciones mexicanas, que a su vez, representan al pueblo.

2.- Deberán desaparecer los sindicatos como la SNTE, y elaborar organizaciones más modernas, que sí, defiendan la integridad de los maestros, pero que también los motive y obligue a tener un buen desempeño. Esto se puede hacer dando premios e incentivos económicos a aquellos profesores cuyos alumnos obtengan las puntuaciones más altas dentro de los sistemas de evaluación.

3.- Fomentar el pensamiento crítico dentro de los estudiantes con el objetivo de que sean capaces de tomar decisiones por sí mismos y ser autosuficientes. No se trata de que aprendan a criticar al sistema, sino de que sepan pensar por si mismos y aprendan a tener una forma de pensar propia y fructífera.

4.- Buscar incrementar el nivel en todas aquellas áreas que proporcionen en un futuro, un alto valor agregado a la economía. Por ejemplo, elevar considerablemente el nivel en matemáticas, física o química, porque dado el bajo nivel de estas asignaturas en la educación, no muchos mexicanos se animan a estudiar carreras que exijan un alto nivel en estos temas.

5.- Permitir enseñanza religiosa en algunas instituciones públicas para que los padres que no tengan la capacidad de pagar una escuela privada, tengan libre elección de decidir si sus hijos reciben educación religiosa o no.

6.- Fomentar la cultura en la escuela. Que los alumnos conozcan las distintas doctrinas ideológicas y de pensamiento, corrientes artísticas etc… lo cual deberá ser enseñado de acuerdo a la edad de los alumnos para fomentar el interés.

7.- Fomentar la creación de museos y espacios para que tanto expositores mexicanos como extranjeros puedan exponer sus obras. Pero también implementar mecanismos eficientes para hacer de la cultura algo atractivo para toda la sociedad, y no solo de un “Ghetto”. A la vez que se deberá eliminar el elitismo y preferencialismo para que todo aquel talentoso tenga acceso y exposición ante el público.

Economía y Desarrollo:

Si la educación son las fuerzas básicas del país, la economía nos va a ayudar a administrar el talento que hemos cosechado por medio de esas fuerzas básicas. Como dije, la economía de mercado es la menos peor de todas, pero se deben implementar medidas para corregir sus excesos, y buscar un justo margen entre libertad económica, competencia e igualdad y justicia social. Es decir, un balance entre capitalismo y socialismo.

1.- Reforma fiscal:

Se deberá crear una reforma que obligue a toda la población a pagar, implementando mecanismos eficientes para qué la gente deje de evadir impuestos, centrando este esfuerzo en quienes tienen mucho dinero y suficiente poder adquisitivo como para conseguir especialistas que los ayuden a evadir sus responsabilidades, y a su vez, en los comercios informales, donde se deberán tomar medidas más enérgicas para que entren a la formalidad.

También dar preferencia al gravamen del consumo sobre el de la utilidad para fomentar la competitividad, siempre y cuando no termine afectando las necesidades básicas de quienes menos tienen. Es decir, no gravar alimentos de primera necesidad ni medicinas.

2.- Inversión extranjera

Fomentar la inversión extranjera, pero no con el único fín de que generen empleos, lo cual es inútil a largo plazo. Sino que se deberá buscar atraerla para aprender los “Know how” de las emprsas desarrolladas para fortalecer a la industria nacional. Esto, se deberá hacer en conjunto con un eficiente programa de Ciencia y Tecnología. De esta forma si estas empresas terminan emigrando a un país donde la mano de obra es más barata, hayan dejado huella en nuestro país y ayudado a fortalecer la industria nacional.

3.- Sistema de apoyos para microempresarios

Debido a la alza en la precariedad de los empleos, muchas personas están buscando crear su negocio propio como alternativa. Esto aunado a que las PyMEs son las entidades que más aportan al Producto Interno Bruto del país, se deberá apoyar a los empresarios de las PyMEs por medio de créditos, y de una constante sinergia con Ciencia y Tecnología e instituciones académicas públicas (como la UNAM, U de G) y privadas (como el ITESM) para buscar crear una cultura de Investigación y Desarrollo (I+D) y que de este forma, en un futuro se puedan crear en nuestro país empresas de alta innovación y tecnología.

4.- Desarrollo en Ciencia y Tecnología

Crear una comisión de CyT más sólida e invertir mínimo el 1% del PIB en este rubro a corto plazo. Se deberán realizar sinergias más efectivas entre la CyT – Universidades – Empresas (de PyMES a grandes empresas) y Gobierno para buscar un mayor desarrollo interno de la economía y fortalecer la industria nacional sin necesidad de cerrar las puertas a las industrias extranjeras. Dando por sentado que habrá una mejor educación, habrán mas personas con capacidades intelectuales para desarrollar I+D.

5.- Sistema de becas.

Fortalecer los sistemas de becas existentes, tanto en instituciones mexicanas como en el extranjero, para que los mexicanos talentosos logren generar conocimiento y también importarlo de instituciones extranjeras. Para evitar la fuga de cerebros, se podrán implementar sistemas como ofrecer créditos e incentivos especiales a aquellos que desarrollen empresas o proyectos, o un incentivo sobre sueldo a aquellos que consigan trabajo en empresas mexicanas importantes.

6.- Mecanismos Antimonopolio.

Acabar con los monopolios que aquejan al pais, tanto públicos (CFE, Pemex) como privados (Telmex, Televisa, TV Azteca).

Si se fortalece la economía interna, la dependencia frente al petroleo será mucho menor, y por lo tanto podrá ser posible que otras empresas (de preferencia mexicanas) puedan invertir en el ramo petrolero, tanto en la extracción como procesamiento del crudo, y los recursos que obtenga el gobierno utilizarlo solamente para aquellos rubros qué generen beneficios y apoyo a la sociedad (ej, ya no se podrá usar recursos petroleros para campañas políticas o para pagar sueldos de burócratas, y se dará preferencia a la inversión en Ciencia y Tecnología y asuntos sociales como el IMSS…).

Por su parte se debe abrir el espectro de señales y evitar que las dos principales cadenas de televisión acaparen todo, dando la posibilidad de entrada a una tercera cadena televisiva, para generar competencia, lo cual podría mejorar los contenidos televisivos.

7.- Inversión en Turismo.

Aquí la tarea se está haciendo bien en general. Pero si, seguir promoviendo a nuestro país en todo el mundo para atraer turistas, los cuales pueden dejar una buena derrama económica dentro del país.

Estado de Bienestar:

El sistema capitalista ha demostrado ser el más eficiente, pero también debemos adoptar aquellos puntos donde el socialismo ha acertado, y debemos crear un sistema donde los frutos de la competitividad que se traducen en riqueza, puedan ser efectivamente distribuídos para tratar de aminorar la desigualdad que existe en el país. Por eso propongo un estado de bienestar sólido para México.

1.- Sistema de salud gratuita y universal.

Se debe aspirar a tener cobertura universal de salud a largo plazo. Esta cobertura se deberá ir ampliando, conforme la riqueza dentro del país vaya creciendo siguiendo los puntos anteriormente mencionados.

Países como Inglaterra han demostrado que se puede tener un sistema de salud eficiente manejado por las autoridades gubernamentales. México debería de aprender del sistema inglés e irlo adaptando gradualmente conforme los recursos lo vayan permitiendo, a la realidad de nuestro país.

2.- Sistema de pensiones.

A pesar de las complicaciones que ha traído este rubro, el crecimiento de la población mayor, debe pensarse en crear un sistema de pensiones sólido. Donde no solo se motive a los empleados a entrar a este sistema, sino también ofrecer por parte del gobierno, sistemas para aquellas personas emprendedoras, los cuales podrían aportar parte de su ingreso mensual, y así motivarlos a ahorrar para el retiro.

continuará…

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter