Relatos de Sexo Carnal

8 abril 2010

veces compartido

Julia era una chica de 17 años y Pedro tenía 22. Pedro la había conocido en una discoteca y se habían gustado. Justo esa misma noche Julia le habla a sus padres para decirles que se iba a quedar a dormir con su amiga Paulina. Pero la realidad es que se iba a quedar con Pedro. Julia era una mujer voluptuosa, tenía el cabello rubio, y tenía una cara hermosa y angelical. Nunca lo había hecho, pero estaba dispuesta a probar las mieles del sexo con aquel apuesto hombre, aunque algunas veces le pasaba por la cabeza probar eso con Paulina (ya se lo había imaginado), pero ella quería reafirmar su heterosexualidad con aquel desconocido hombre que había conocido, muy viril y varonil, caballeroso como todos los hombres, pero con las hormonas muy activas. Todo pintaba para ser un cálido y vigoroso encuentro.

Ahora vamos a hacer un ejercicio. Si tu corazón está palpitando rápidamente, si sientes alguna agitación, respiras rápidamente, o si te apresuraste rápidamente el link de “continuar leyendo” tengo que decir que eres un depravado. Haz caído en mi trampa, no va a haber más relato. Solo quería probar que tan caliente eres. Porque si te habrás dado cuenta, este no es un blog pornográfico, aquí invitamos a la reflexión y el debate pero guardamos la decencia. Y es cierto, pude haber hecho esto el 28 de Diciembre, pero iba a ser obvio, tenía que ser un día cualquiera.

Si te ocurrió lo anterior te recomiendo que te distraigas en otras cosas. Leé algún libro, ponte a hacer ejercicio, escucha música, distrae tu mente, o al menos ponte a leer más artículos de este blog para que cultives tu cultura (jaja, como si yo fuera muy culto). Pero no dejes que manuela te idiotice.

PD. Algo deberían hacer los de Google. Es facilísimo encontrar pornografía dentro de su buscador de imágenes. Al estar buscando una imagen “sugestiva” para este post me encontre cantidades increíbles de pornografía infantil, y digo, los niños pueden encontrar  fácilmente esas imágenes. Algunos aquí me dirán que ya parezco mocho, pero pues yo creo que no se debería permitir poner la pornografía tan fácilmente al alcance de los niños. Hagan la prueba buscando en google la palabra “teens”, (y no lo hagan por cochinos, ya los ví, cabrones).

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter