El contraste entre dos personas enfermas.

23 enero 2010

veces compartido

Este post contiene contenido sexual explícito

10:00 PM.- Erika está en su cuarto estudiando para su examen de ingeniería en sistemas . Como hija responsable sabe que necesita seguir sacando dieces para poder ser la persona modelo que esperan sus padres que sea. Erika es una persona muy devota de la religión y es sumamente dedicada. Pero es una persona tímida, insegura, y por lo tanto nunca ha tenido algún novio, y tiene muy pocas amigas. Ella tiene tanta aversión al riesgo que cree que obedecer a sus padres (a sus 22 años) y encomendarse a Dios es lo que debe de hacer. Ella sabe por dentro que no es feliz, y tiene un sentimiento ambiguo hacia su hermana Jéssica, a la cual rechaza por su forma de ser pero, al mismo tiempo, inconscientemente siente envidia.

Erika escucha un ruido en su casa, por el motor del coche, deduce que es su hermana Jessica, pero está tan concentrada en sus estudios que no presta atención a los hechos. Jessica venía con otra persona.

10:05 PM Jessica, de 19 años, llega a su casa con su profesor de Comunicación de 40. Estaciona el auto en el garaje de su casa, y comienzan a besarse apasionadamente. Es tanto el gozo que las ventanas del automovil se humedecen al grado en que no se puede percibir que pasa en el interior. En eso, Jéssica mete la mano debajo del pantalon, lo cual ocasiona que el profesor emita un gemido ensordecedor, el cual alcanza a escuchar Érika.

A pesar de que Erika escucha claramente el sonido, creía que podría haber sido una persona que se tropezó en la calle, o alguien que se había espantado. Ella, al haber sido una mujer reprimida, tal vez no podía asociar el gemido con el acto sexual que tenía su hermana. (cabe mencionar que a pesar de que ella sabía que su hermana tenía gran popularidad con los chicos, no conocía sobre la vida acelerada de su hermana, la cual sostenía relaciones con cualquier tipo de chicos).

10:10 PM Jessica no se percata que su hermana estaba en su casa, dado que al estar estudiando no emitía ningún sonido. Y al estar los padres de viaje, decide junto con el profesor entrar a su recámara para sostener relaciones sexuales. Conforme van recorriendo el camino de la cochera a la recámara, se siguen besando apasionadamente y en el recorrido se van desnudando dejando parte de la ropa en las escaleras y en el andador.

10:20 PM Se comienzan a escuchar gemidos dentro de la recámara de Jessica. Erika se asusta, no sabe que puede ser. Deja su libro de ingeniería encima de su cama y sale al andador que separa los cuartos de las dos hermanas. De pronto se percata que hay unos pantalones y un escote tirados en el piso. Ya se empieza a imaginar lo que podría estar sucediendo detrás de la puerta del cuarto de Jessica y se persigna muy asustada. De pronto abre la puerta (la cual no tenía seguro) y se encuentra a su hermana con el profesor desnudos en pleno acto sexual.

Erika: -Jessica!! No es cierto, no, no puedo ver lo que esta ocurriendo. Jessica. Dime que esto que estoy viendo no está sucediendo. Por el amor de Dios Jessica, ¿Que es esto?.

Jéssica: -Lo que estas viendo, es lo que estas viendo hermanita. Estamos cogiendo, ¿y que?, ¿tienes algún problema?.

Erika: -No lo puedo creer, todos los valores que nos han enseñado nuestros padres, y tú estás teniendo un acto horripilante con un señor cuarentón. Que asco, tienes 19 años, y ya estás entregando tu virginidad.

Jéssica: -Uy si, ya estoy en pecado. Y mira que no es la primera vez. Nada más que como tú eres tan santa, estoy segura que ni siquiera habías visto algo así como esto en televisión. Tu eres una perdedora, es más, ni siquiera has tenido novio. Esto que estoy haciendo, no lo vas a conocer en tu vida, nunca, ¿me oíste?.

El Profesor: ¿A poco tu hermana nunca lo ha hecho?. Caray. Mira Erika, te falta mucho por vivir en tu vida. Se nota, se huele que no la has disfrutado, y estoy seguro que por dentro no eres feliz, no estás satisfecha.

Erika: Usted me da verguenza. A su edad usted debería estar casado y debería tener una familia. Pero no, usted está tan enfermo que tiene que buscar gente más chica que usted porque apuesto a que las de su edad ni le hacen caso. Y tu Jéssica, me dás asco, mientras yo me mato estudiando para sacar dieces, tu los sacas de esta forma, ¡no, no lo puedo ni creer!.

Jéssica: Y espero que no les vayas a decir a mis papás eh??, más te vale porque si no te voy a hacer la vida cuadritos. Es más, a cambio de tu silencio yo te puedo conseguir lo que no has tenido nunca, no solo amigos, también hombres, y buenos hombres, yo te puedo ayudar a que seas toda una mujer y dejes de ser la niñita que siempre has sido, toda insegura, tímida, y con la autoestima por los suelos.

Érika: No gracias, Yo quiero conservar mi virginidad hasta el matrimonio. No quiero perder mi feminidad por un rato de placer como tú

Jéssica: Pero para como vas ni te vas a casar, nada más mírate, míra como vistes, mira como caminas, eres toda una ñoña, ¿así quieres ser siempre?, ¿te quieres quedar sola, aburrida, amargada?

Érika: Mirate tu, te apuesto a que nunca has querido a ninguno de tus novios, te apuesto que después de tanto placer te vas a cansar, y cuando te cases, te vas a quedar sin ganas de nada. Has perdido tu honor como mujer, eres una cualquiera, una prostituta.

Y aquí es donde Cerebro le pregunta a sus lectores. ¿Si tuvieran que reencarnar en cualquiera de estas dos personas, que obviamente a su manera, están desequilibradas, en quien reencarnarían?. Una es insegura, tímida y prácticamente no tiene vida, la otra ha vivido demasiados excesos ¿Serías Érika o Jéssica?.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter