Los Hermanos Karamazov – Fedor Dostoievski

9 octubre 2009

veces compartido

Calificación: 5 de 5.

Cerebro está impactado. Hoy he aprovechado las dos horas sin luz en mi casa para terminar de leer este impactante libro del ilustre escritor Fedor Dostoievski. Y es que el título de este libro parece tan inofensivo cuando se le compara con la trama del texto, porque Los Hermanos Karamazov es un libro profundo, trágico, y no apto para todo tipo de público.

Este libro habla de la degradación humana, encarnada en la familia Karamazov, donde el vehículo de la trama es el asesinato del padre de esta disfuncional familia Fedor Pavlovich, padre de unos hijos tan disimiles entre sí, como Dimitri, Ivan y Aloshia, y dos mujeres que participan en dos triángulos amorosos distintos como Katerina Ivanovna y Grushenka, que junto con el interés económico y el rencor padre-hijo desencadenan este trágico suceso.

Con casi todos los personajes, el lector tendrá una posición ambivalente. Dostoievski los ha creado de tal forma que puedan ser amados y odiados al mismo tiempo, dado que el autor ha sabido profundizar tanto en las raíces humanas, tan es así el mismísimo Sigmund Freud tuvo la osadía de evaluar a los personajes según su teoría psicoanalítica. Lo cual nos dice que Dostoievski no ha improvisado y si ha sabido humanizar hasta donde sea posible a los personajes, lo cual hace que el lector pueda sentir empatía por todos ellos, aunque les desagrade.

A pesar de que la historia nos habla mucho de la Rusia del siglo XIX y de las costumbres de la época, podemos decir que es una historia atemporal, porque los eventos y conflictos que se narran en la historia suceden en cualquier etapa de la historia de la humanidad. Esto hace al libro muy atractivo porque no solo se aprende sobre la cultura rusa, sino que se siente en carne propia los eventos como si sucedieran en la actualidad.

El libro es muy profundo, porque debajo de la superficial trama, se esconde un debate entre ideologías, entre el cristianismo y el racionalismo, o el nihilismo. Es de notar el capítulo de “El Gran Inquisidor”, un relato narrado por el personaje de Ivan, y también por otra parte las enseñanzas del Stàrets Zosima, y el personaje de Aliosha que son la contrapropuesta del pensamiento nihilista de Ivan.

Simplemente puedo decir que es uno de los mejores libros de novela que he leído, y creo que este supera la otra gran obra de Dostoievski “Crimen y Castigo”, que también es altamente recomendable.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter