Cuando los grupos de rock envejecen

30 julio 2009

veces compartido

Hoy Cerebro va a hablar de música. No les extrañe que últimamente no se haya hablado de política en este blog, pero la verdad es que después del 5 de Julio, todos queremos descansar un rato de los temas políticos, y por eso he decidido hablar de música, tema que estaba un poco abandonado.

Bueno, el tema de hoy es “Cuando los grupos de rock envejecen”. Y he decidido tocar este tema, porque veo como muchas personas suelen recriminar a sus bandas favoritas por ya no tener el empuje que tenían antes, como si esa magia creativa fuera a durar para siempre y como si fuera su culpa que eso sucediera:

El rockero ya dió todo lo que tenía que dar.

La creatividad a través de los años se podría graficar con una curva de campana, donde existe un inicio, una maduración, y un declive. La banda de rock en su primera etapa empieza a crear su propio sonido. Generalmente el primer disco no suele ser el mejor (digo de bandas de calidad, no de one hit wonders) de toda su carrera; porque al principio están experimentando con nuevas ideas y las mezclan con sus influencias musicales, las cuales son mas notorias que en cualquier disco.

Gracias a la experiencia, a la capacidad creativa todavía fresca, la banda de rock logra consolidar su sonido propio, por el cual será reconocido por toda la comunidad, e incluso por el Beato Carlos ( -¿Eso que escuchas es Marilyn Manson verdad?, te condeno al infierno). Esta coyuntura es la que define el éxito que alcanzará el grupo en los anales de la historia musical.

¿Pero luego que pasa?. Al tener un sonido propio tienen que aferrarse a él, de pronto las ideas empiezan a ser escasas, ya están mas grandes, años encima, cervezas encima, porros encima, y groupies encima. Todavía pueden experimentar, pero todo mundo espera que no se separen de la esencia musical que los ha llevado a la cima. Al inicio del declive es también cuando disfrutan de los regalos que les ha traído el éxito, Sir Keith Richards, entrevistas, DVD’s, homenajes. Hay compromisos, no hay tanta libertad, tienen que complacer a todo el mundo, a los fans, a las disqueras. En esta etapa es donde solo los grandes pueden volver a tener otra “catarsis creativa”.

Al final los rockeros lo dieron todo. De creatividad ya solamente hay chispazos. Aquí pueden pasar muchas cosas, los no suficientemente grandes dejan de tener relevancia, y con las megabandas se puede esperar que sigan tocando, algunos inclusive lo siguen haciendo hasta que llegan a la tumba (como los Rolling Stones). El rockero está exhausto, vive de sus pasadas glorias, no lo podemos culpar por ese declive creativo, es un ser humano, un ser que ya lo dado todo.

La personalidad del rockero.

Un rockero de 20 años es diferente al de 40 años. Los rockeros (aunque no lo crean) también maduran, también van perdiendo energía. ¿Que diría un “Ruckero” cuando vea que las letras de sus primeros discos dice -La sociedad no me comprende, muera la autoridad?. El joven es mas enérgico, el adulto es mas ecuánime, y eso se refleja en la música.

Hay quienes logran sacar provecho, bandas como Pearl Jam han elaborado discos mas íntimos, con canciones un poco mas tranquilas y letras mas maduras. Otras bandas tratan de seguir sonando igual, por mas que las circunstancias cambien. Pero las críticas vienen para ambos lados, si buscan sonar igual que antes se les reclama la falta de innovación, pero si tratan de agregar cosas nuevas, entonces se les compara con el pasado ¿por qué ya no suenas a Achtung Baby?. Si Bono se moviera como en el Zoo TV ya tendría fracura de tibia y 3 hernias, ¿que no ven que ya está mas ruco?.

Los rockeros también viven cosas nuevas, e incluso algunos escriben sobre los cambios que han vivido a través de su vida, ¡pero cuidado si las letras dejan de ser rebeldes!. Si se esforzaran escribir lo mismo siempre, terminarían por sonar falsos y forzados. ¿Quien entiende a estos fans tan exigentes?.

La gente exige demasiado de ellos, como si debieran de ser siervos de la fanaticada.

Como en el mundillo de la farándula, siempre hay gente que está pendiente de lo que hacen los rockeros. Si Slash quiso salir en un video con Paulina Rubio, ¡miserable vendido!. Se piensa que el rockero debe de mostrar siempre una línea para con sus fans, como si estos últimos fueran los papás del rockero, los fanáticos sin vida propia los juzgan como si les debieran algo.

Por eso cuando el rockero envejece se le critica. Si se quiere tirar a tres al mismo tiempo ¿que te importa?, si se pelea con un periodista que le critica su pésimo último disco ¿que te importa?, ¿que es tan aburrida tu vida como para ver que hacen los demás?. Pobres rockeros que no pueden cambiar de forma de ser, porque el fan ya lo estereotipó. ¿Acaso tu grupo favorito te reclama porque no fuiste al concierto?.

Los rockeros tienen todo el derecho a decaer, a volverse viejos, es parte de la naturaleza, y es inevitable (a menos de que mueran en el climax de su carrera).

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter