Asamblea Nacional Ciudadana

19 julio 2009

veces compartido

Hoy no ha sido un Sábado bonito. Pero no es tristeza de asuntos personales, sino de asuntos de todos nosotros. Sucede que invitaron a nuestra fundación Rescatemos Guadalajara la Asamblea Nacional Ciudadana que se llevó a cabo en el ITESO, y no era cualquier asamblea.

Esta asamblea buscaba agrupar a todos los movimientos anulistas, otras organizaciones afines, y gente que fué por propia cuenta. Es decir, a todos aquellos que lograron que mas de un millon y medio de las personas anularan su voto como protesta ante la partidocracia y los políticos cuya credibilidad está por los suelos. Y yo lo había dicho siempre, el voto nulo va a funcionar si se ve como el inicio de algo, como un despertar ciudadano cuyo siguiente paso sea construír y proponer, y lo remarqué en las mesas de trabajo.

Pero sucede que esta asamblea, que tenía el propósito de darle un sentido mas propositivo a este movimiento, ya pasada la coyuntura electoral, fué simplemente un desmadre. Me dió tristeza ver el auditorio Pedro Arrupe convertida en una sucursal de la Cámara de Diputados, donde todo era un desorden, donde llevaba mucho mas tiempo discutir la forma en que se iba a votar, que el voto de los puntos propuestos por las mesas de trabajo, y en base a los cuales se plantearía el futuro de la organización.

¿Que falló?, ¿que pasó con aquel movimiento que logro hacer eco hasta en las palabras del Presidente Felipe Calderón?. Creo que los anulistas no se dieron cuenta que eran muy diferentes entre sí, y que la anulación del voto era lo único que los unía. No se dieron cuenta que unos eran hijos de gente con dinero, y otros eran de izquierda o comunistas. No se dieron cuenta que su forma de pensar era diferente, y qué habían muchos conceptos de lo que era la democracia rondando el auditorio de la universidad jesuita.

Muchas de las organizaciones que asistieron funcionan muy bien individualmente porque tienen un fin en común que los une. Creo que entre los anulistas el fin era demostrar su inconformidad ante la partidocracia, y no importaban las razones por las que estaban inconformes, pero cuando se trata de construír algo, cuando es importante plantearse ¿ahora qué vamos a hacer?, entonces las razones importan mucho, y vaya que son diferentes.

Lamentablemente parece que los ciudadanos no estuvieramos exentos de ese “síndrome político”, y es que la verdad si ví a aquella persona que solo quería hechar grilla y quería criticar por llamar la atención, si vi a aquellos que defienden su forma de pensar como si fuera su verdad absoluta y denostan la opinión de los demás, festejando cuando el punto se aprueba por mayoría, como si se hubiera vencido a la oposición.

Es lógico que en una asamblea haya debate y discusiones, pero creo que los ciudadanos deberíamos mostrar que estamos muy por encima de los partidos políticos. Porque como dijo acertadamente un participante -En los partidos políticos es la ley de la selva, sobrevive el mas fuerte, pero los ciudadanos tenemos un fin en común. Y lamentablemente el clima olía un poco tropical.

Ni siquiera estuve en el recinto durante toda la asamblea. Nos decidimos ir antes al ver que esta reunión no tenía ni pies ni cabeza. Era la primera vez que participo en un evento de este tipo, y la verdad que me siento decepcionado.

Ojalá los ciudadanos nos cuidemos de parecernos un poco menos a nuestros queridos políticos.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter