Lo que dejaron las elecciones.

6 julio 2009

veces compartido

Bueno, pues ya todos fuimos a votar, unos votaron por su partido predilecto, otros anularon su voto, otros utilizaron el voto de castigo, y un sin fin de combinaciones dentro de lo que permite el IFE. A mi punto de parecer algunas son buenas noticias, otras malas, pero primero vamos a ver como quedó esto ya con el 99.50% de las casillas computadas:

1.-El PRI es el gran ganador en estas elecciones y el PAN es el perdedor.

La impresión que tiene el pueblo en general de Felipe Calderón es aceptable. A pesar de las dudas de su legitimidad y las alianzas tan controversiales como Elba Esther Gordillo. La mayoría relativa de los Mexicanos apoyan de cierta forma al Presidente en la lucha contra el narcotráfico (aunque tambien buena parte de los mexicanos no ve con buenos ojos la militarización del país). El problema es que si hablamos del PAN, es lo mejor que podemos hablar, por que el desempeño en las elecciones, y el desempeño de muchos alcaldes y gobernadores deja bastante que desear. Vemos a Emilio González, Gobernador de Jalisco, a Mauricio Fernandez, candidato regiomontano que negocia con los Beltrán Leyva y entendemos el por qué de la derrota.

También se tiene la percepción de que el PAN en el gobierno no ha cumplido, como en el empleo que tanto se prometió; y también por decisiones que fueron polémicas como el Impuesto a Tasa Única (IETU). Ese alejamiento del PAN de sus creencias, su exceso de pragmatismo y su arrogancia han hecho que salieran derrotados en estas elecciones intermedias. Lo que hacía fuerte al PAN era eso, era un partido con una ideología nueva que se buscaba alejar lo mas posible de las mañas del PRI. Ahora que han sucumbido ante las tentaciones del poder, ya no es tan atractivo votar por ellos.

El PRI por su parte gana, por el voto duro, y por el voto de castigo. Ganan porque el partido de la derecha se descuidó, y porque creo que descalificaron menos que lo que hizo el PAN de Germán Martinez, el cual basó su campaña en descalificaciones, lo cual si bien funcionó en el 2006, ahora ha hartado a la sociedad.

2.- El voto nulo y el despertar ciudadano.

Creía que el voto nulo iba a tener algo mas de votos, pero tuvo los suficientes como para que se notara. Este voto quedó abajo de los tres principales y apenas un poco abajo del partido verde. De hecho, si el voto nulo fuera un partido, hubiera logrado conservar el registro. Un millon y medio de personas ejercieron su derecho, y creo que los partidos deberán ver que hay un 6% sobrante de personas que están inconformes, pastel que podría ser suyo si dedicen ponerse las pilas y gobernar para México y no para sus intereses.

También se ve un despertar ciudadano en el voto útil. A pesar de que la configuración de la nueva cámara de diputados pareciera muy normal, si me doy cuenta de que cada vez mas gente razona su voto, que aprende a castigar a malos gobiernos a pesar de que sean de su partido, y que ya no se van a dejar llevar por promesas huecas de campaña. A partir de ahora en adelante, quien haga bien su trabajo la tendrá favorable en las próximas elecciones, quien no lo haga, perderá. Es el momento en que la ciudadanía puede despertar y pesar en el rumbo de su país.

3.- El populismo triunfa en los partidos chicos.

Juanito y la Pena de Muerte. A pesar de que muchos vimos como patético el nombramiento de Juanito como candidato a Iztapalapa, y peor aún sabiendo que iba a dejar su puesto al ganar. El apoyo de López Obrador al PT rindió frutos, y el populismo una vez más logró que el partido maoísta conservara el registro. Igual que el Partido Verde, con la pena de muerte, y la propuesta de que el gobierno te pague la asistencia médica si no puede ofrecértela. A pesar de las violaciones al IFE y la total incongruencia al ser eso, un partido verde, la desesperación y el pedido de medidas radicales e irracionales, hizo que este partido no solo conservara el registro, sino que se consolidara como la cuarta fuerza política del país.

4.- ¿Y la izquierda apá?. Pareciera que la izquierda moderada no cabe en México.

El PRD hizo mucho esfuerzo para convencer a la gente de que han madurado, y creo yo al menos que si hay una distancia para bien, entre el PRD de Jesús Ortega, que el anterior donde dominaba López Obrador. Al partido izquierdista le faltan superar muchos obstáculos para ser un partido de izquierda moderna, tal como lo es el PSOE en España, pero creo que parece que van encaminados a ello. Ya respetan las instituciones y se han esforzado por deshacerse de la basura que incomoda a su partido.

El PRD no tuvo una buena elección porque pasó a ser la tercera fuerza política del país, pero si creo que ganó lo suficiente para relanzar su partido. Lo que me queda duda es por qué el PRD cayó en estos 3 años. ¿Será por qué todavía está el fantasma de López Obrador, o porque una izquierda moderna no cabe en México?.

Igual podemos hablar del PSD. Un partido de izquierda moderna, y a mi parecer era el menos peor de los partidos chicos, por que no era un “satélite” de partidos grandes, o de políticos como el mismo Obrador o Elba Esther Gordillo. A pesar de sus esfuerzos perdieron el registro y me hace pensar también si una izquierda moderna puede caber en México. Parece que Benito Juárez no sería popular en el siglo XXI.

5.- Conclusión.

En esta elección se castigó a los que hicieron mal las cosas. A los que tuvieron malos gobiernos, o a los que se empeñaron en criticar. El PAN pierde por su soberbia, el PRI gana por su inteligencia y moderación. El ciudadano parece razonar mas su voto, y es la elección donde la ciudadanía pesó mas, tanto por los que anularon su voto, como por los que no se dejaron llevar por las promesas de campaña y votaron en base a los resultados de sus gobiernos.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter