El asunto Zelaya

3 julio 2009

veces compartido

No nos debe ser raro que ocurra un golpe de estado en una país en desarrollo. Es más, no hubiera sido raro que aquí hubiera pasado algo similar si López Obrador hubiera ganado. Pero creo que el derrocamiento de Zelaya es un tema muy muy complejo, porque ocurren dos cosas. 1.- Se atentó contra la democracia, al no respetar la voluntad del pueblo que votó por José Manuel Zelaya (que estaba a un año de acabar su mandato) e imponer a Roberto Micheletti 2.- Había probabilidades de que este presidente se quisiera reelegir o cambiar algo en la constitución catracha, y que tiene todo el apoyo del movimiento chavista (que no se caracteriza por ser democrático).

Esto es algo parecido a lo que presuntamente ocurrió en México con el probable fraude del 2006, ¿sería correcto traicionar a la democracia para preservarla?. ¿Que es menos peor, qué se manipulen los resultados de las elecciones o que se lleve a cabo un golpe de estado, o bien, que a un presidente como López Obrador o Zelaya que llegue democraticamente al poder se le ocurra decir que quedará en el cargo indefinidamente como Chávez.

Creo a mi parecer que la respuesta de la comunidad mundial ha sido buena, aunque en el fondo no estén de acuerdo con las intenciones de Zelaya, y algún otro despistado llegue a pensar que Obama le está abriendo las puertas al chavismo. Porque de lo contrario deslegitimarían la democracia al llevarla al extremo de hacer entender a la gente que esta solo se cumplirá mientras esté dentro de los lineamientos de Occidente.

Así también se espería que la comunidad internacional tome cartas en el asunto, si luego a Zelaya se le ocurre perpetuarse en el poder. La cual no dudará en tomar acción, sobre todo cuando ahora su defensa por los valores democráticos su pusieron un gol a favor del chavismo y de la izquierda dura.

Después de este hecho, Chávez ha tomado medidas duras y le ha cortado el suministro de petroleo a Honduras hasta que se reestablezca al presidente Zelaya. El dictador venezolano afirma que Estados Unidos está detrás del golpe de estado, cosa que ya han realizado antes, como en la imposición de Pinochet en Chile, entre muchas otras intervenciones centroamericanas. Aunque bien, Obama dice que Zelaya sigue siendo el presidente y que se le debe de respetar como tal.

Cada vez es mas tenso el ambiente político en América, el chavismo avanza silenciosamente alimentado del fracaso del Consenso de Washington que perjudicó a la mayoría de los países que lo adoptaron. Creo que una de las claves para frenar este avance, será una mayor cooperación de norteamérica (que deberá ser fructuosa) con estos países. Lo malo es que los mismos norteamericanos ahora están en crisis.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter