México ante Dios – Francisco Martín Moreno

24 junio 2009

veces compartido

Calificación: 2.5 de 5

Uno de los libros de moda para aquellos que quieren aprender de historia son los de Francisco Martín Moreno. ¿Por qué razón?. Porque son controversiales, y porque la manera que están redactados (novela) hace que el lector se enrolle en la trama. Cosa que es mas difícil de conseguir cuando se escribe un ensayo.

No es el primer libro que leo de este autor, ya hace un año me leí el “México Mutilado” que había sido de mi agrado. Y por esa razón, entre otras recomendaciones, sobre todo la de un mocho ultraderechista que me dijo que este libro lo reformó, decidí comprarlo: Parece que va a ser un gran libro este, sobre todo por el tema polémico que aborda.

El libro es contundente, es ameno, pero creo que es demasiado subjetivo, hasta el punto de no saber si todas las fuentes que aporta el autor son correctas, o si lo son, si no están influenciadas por el subjetivismo de Martín Moreno que se hace latente a lo largo de todo el libro.

Yo estoy muy lejos de ser una persona conservadora, pero si estoy de acuerdo en que “México ante Dios” no es un libro que busque precisamente describir el papel de la Iglesia de una forma crítica, más bien se busca criticar a la Iglesia Católica por criticarla y por que va en contra de su credo liberal (que se nota desde la primera página de su libro). Y si bien yo estoy totalmente de acuerdo que la Iglesia Católica no ha sido precisamente una institución ajena a intereses, corrupción, influencia política, o al uso de la fé para defender su patrimonio antes que buscar el bien de la sociedad; creo que este libro es tendencioso, al tratar de culpar de todos los males de nuestro país al clero católico, ¿o acaso los liberales, o los masones fueron unos ángeles?.

Francisco Martín Moreno hace una inteligente aclaración al principio de este libro: El dice que este libro no critica las creencias ni las bases del catolicismo en el libro, que para el son muy respetables. Pero dentro de los capítulos pareciera generalizar, con frases como “La Iglesia Católica es responsable del atraso de todo el país”. A veces intenta distinguir entre las bases del catolicismo y la interpretación del clero de entonces, o entre el alto clero o los padres humildes que buscan evangelizar al país y contribuír con la sociedad. Pero en otras veces generaliza lo que es “La Iglesia”, y cuando pretende hacer distinciones, pareciera querer ser más objetivo de lo que en realidad es.

El formato de novela es muy interesante. La forma en que cuenta la historia del siglo XIX es atractiva, sobre todo por la mezcla de la historia real con personajes ficticios dentro de esta, los cuales supuéstamente están encarcelados en San Juán de Ulúa en el régimen de Porfirio Díaz. Además que paralela al relato de la historia de México, existe una historia de amor que no está exenta de el motivo principal del libro. Pero creo que Martín Moreno no logra crear una línea clara entre lo que es la ficción y lo que es real, por ejemplo, las conversaciones entre Juárez y Ocampo, lo que dijo Matías Monteagudo (que según Martín Moreno, fué el verdadero padre de la Independencia, porque el clero, según cuenta,  decidió independizarse de España para evitar que llegaran las corrientes liberales y progresistas que invadían la península ibérica) o el padre Labastida. ¿Esas conversaciones se dieron, o son inventadas por Martín Moreno de una manera ficticia?.

El libro creo que se le puede sacar algo de provecho si el lector logra detectar el sesgo ideológico. Pero creo que un neófito en la lectura podría quedar confundido al no saber digerir lo que dice Martín Moreno en el libro, y más tomando en cuenta esa difusa línea entre la ficción y la realidad.

Sin duda, Francisco Martín Moreno se ha beneficiado de la moda de los libros críticos hacia la Iglesia, como el Código Da Vinci de Dan Brown. Pero creo que así como hemos descubierto que la Iglesia Católica al estar formada por humanos, puede generar los mismos vicios que cualquier otra institución, también debemos detenernos un poco y no creer al pie de la letra todo lo que dicen los detractores de esta, como Francisco Martín Moreno.

Veo al Anticristo de Nietszche mas objetivo que México ante Dios, para que se den una idea. Y si bien Nietszche no era precisamente una persona equilibrada, tenía mas lucidez a la hora de dar su opinión. El “Mexico ante Dios” no es malo, pero no lo es por la forma en abordar las historias y por lo ameno de la lectura, que es lo que lo salva de ser un mal libro. Pero creo que la crítica es sesgada, y muy subjetiva; y lo dice una persona que es más liberal que conservadora como yo.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Lo ocurrido en Nochixtlán es...

      Ver Resultados

      Loading ... Loading ...
  • Twitter