Gripe, Influenza, Pedro y el Lobo. ¿Regreso a la normalidad?

1 mayo 2009

veces compartido

Después de varios días de paranoia total (y que de todos modos posiblemente el miedo dure mas tiempo), existen indicios de que el panorama no es tan grave como algunos creían, y que es la confirmación de que vivimos días de miedo injustificado. ¿Por qué lo digo?:

La ciencia como remedio a la paranoia.

La Secretaría de Salud ha detectado mas casos de influenza porcina (ahora llamada humana o norteamericana) en nuestro país, elevándose a 312, de los cuales se curaron 300 y murieron doce personas. Esto mas que una noticia alarmante, es una buena noticia, porque en un principio el presunto índice de mortalidad era prácticamente del 20%, luego fué del 10%, y con los datos actuales, tomando solo los casos de México, afirmamos que la tasa es del 4% (muy por debajo del SARS y de la Gripe Aviar). Y si tomamos en cuenta que muchas de esas muertes se deben a nuestro ineficiente sistema de salud, donde se hablan de casos que presentaban gripes de influenza (fuera estacional o porcina o lo que sea) que eran mal atendidos; entonces significa que la alarma ya no es tan grave como se pensaba.

A esto hay que aunarle que los científicos de Estados Unidos ven un panorama alentador, porque dicen que este virus parece que no es “tan mortal” como se creía. Afirman que se trata de una “cepa moderada”  y de cierta forma beningna. Si bien dicen que no es imposible que pueda convertirse en una cepa mas mortífera, las posibilidades de que esto suceda son mas bien pocas, y necesitarían que pasara todo una temporada para que esto suceda. Al parecer, este virus carece de un aminoácido que podría incrementar el número de virus en los pulmones.

Por eso, ellos creen que este virus está muy lejos de ser el H1N1 de la gripe española (como algunos “catastrofistas” lo quisieron ver), y está mas cerca de la gripe común. Según datos estadísticos, pruebas preliminares,  modelos epidemiológicos y cálculos matemáticos, es muy difícil que el peor de los casos (que se convierta en una cepa mas mortífera) se materialize.

El mito del cubrebocas, el ¡Símbolo de la Influenza!

Según fuentes respetables como la BBC y científicos reconocidos, el cubrebocas no tiene prácticamente ninguna utilidad. Usar el cubrebocas no reduce la posibilidad de infectarse, y en realidad solo ayuda a que los enfermos tengan menos probabilidades de contagiar a otros. La BBC y los científicos hablan en teoría, pero la Secretaría de Salud habla en la práctica, y es que el diario El País (y que también comentó la BBC) publicó un reportaje donde descubrieron, que en la Secretaría de Salud (si, los que mas promeven este accesorio y lo presentan como remedio a la muerte) no utilizan cubrebocas.

Miguel Ángel Lezana, el director nacional del Centro General de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades acepta que los cubrebocas no ayudan a proteger a las personas del virus, y admite que el gobierno repartío los cubrebocas con el fin de que la gente se sintiera más tranquila, aunque fuera un placebo.

Creo que eso de tranqulizar a la gente es algo muy ambiguo. Porque el cubrebocas le recuerda a la gente que existe una epidemia, le recuerda que debe de estar alerta. El ver a la gente común en la calle con cubrebocas mas que tranquilizar, creo que genera mas pánico, porque la gente (sobre todo la que no está bien informada) percibe que estamos en alerta roja, parece una escena sacada de una película. Resident Evil y Soy Leyenda de Will Smith son las mas recordadas por la gente al ver un día rutinario mezclado con un aroma a paranoia.

El cubrebocas es a la influenza, lo que la esvástica es a los nazis, el martillo y la hoz es al comunismo, o la palomita es a Nike. El cubrebocas es el símbolo de la influenza, la gente asocia esas dos palabras porque eso fué lo que se promovió. Los reporteros usan cubrebocas, la selección mexicana también, los achichincles de Córdova, Ebrard y Calderón también. Es un símbolo, donde la gente no solo lo usa por miedo, sino creo que a veces también “se cubre la boca” por deseos de pertenencia, por sentir que pertenece a una comunidad donde “todos usan cubrebocas”.

Pedro y el Lobo

¿Porqué Felipe Calderón sigue insistiendo en los cubrebocas, al grado de que lo promovió en su última aparición en TV?. Podría ser para tranquilizar a la gente, pero como ya comenté, es un arma de doble filo. Pareciera que el presidente ve al pueblo como a unos niños que se pueden creer todo, y por eso está muy feliz de traer mas “cubrebocas” de China, para promover mas el “logotipo” de la influenza, que al igual que un equipo de futbol lleva un patrocinador en su camisa, la población lleva el logotipo de la influenza. ¿Por qué nos mientes Felipe Calderón?, el cubrebocas no sirve, queremos que gastes nuestro dinero en mejores instituciones de salud porque con las que tenemos hasta se nos mueren los enfermos con influenza porcina, no, no queremos mas cubrebocas, ni queremos deudas, como esas deudas millonarias con el Fondo Monetario Internacional que hasta hace unos días no debíamos.

Los medios de comunicación, y algunos sectores del Gobierno podrían perder mas credibilidad. Las teorías de la conspiración son cada vez mas comunes porque los medios y los gobernantes han perdido mas credibilidad y la verdad, es que se lo han ganado a pulso. ¿Conocen la historia de Pedro y el Lobo?. Para mal de ellos (y lamentablemente para nosotros), cuando de verdad algo malo pase, ya nadie les va a creer.

Se que hay muchas teorías de la conspiración, algunas son absurdas, algunas no tanto, son deducciones hechas a ojo de buen cubero nada mas. Pero yo si pienso que hay algo detrás de todo esto. No nos hagamos pendejos.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter