¿Por que todos los millonarios del mundo son empresarios?.

6 enero 2009

veces compartido

No quiero caer en los choros baratos del famoso autor Robert Kiyosaki, pero si me quiero preguntar ¿por que demonios los millonarios son empresarios y casi nunca son empleados de una empresa?.

Encontré un interesante artículo en www.blogylana.com, pero como no me gusta “copypastear”, voy a hablar del tema a mi manera y también aportando cosas que yo he vivido (en mis pocos años de experiencia) en el interesante y complicado mundo profesional. Los puntos que voy a mostrar no son los mismos mostrados en la fuente anterior, pero si están influenciados de cierta forma, por lo cual les recomiendo complementar mis puntos con los que se comentan en este blog.

1.- Un empresario tiene mas tiempo para analizar su situación financiera y tiene mas margen de maniobra, dado que la empresa es suya. En cambio el empleado tiene que limitarse a hacer su trabajo, y si bien le va, a hacer propuestas que puedan generar algún avance en una compañía económicamente si existe una cultura de mentalidad abierta. Lo cual significa que el éxito de un empleado siempre tendrá una dependencia de las decisiones que se tomen allá arriba.

2.- Los empresarios tienen mas callo en el asunto de los negocios. El ser empleado es en cierta forma un atenuante en tiempos difíciles dado que mientras sea indispensable en su puesto, el empresario tendrá que mantener a sus empleados eficientes hasta donde se pueda, los cuales seguirán recibiendo su sueldo, mientras la situación no llegue a un punto en donde se tenga que hacer un recorte de personal. En cambio, el empresario tiene que saber responder ante todos los vaivenes del mercado por mas mínimos que sean, y además debe de saber delegar las responsabilidades para lograr tener una respuesta efectiva; con lo cual se vuelve mas habilidoso en los negocios.

3.- El empresario es el responsable de su propia empresa. Mientras los empleados se pueden justificar con las malas maneras de sus superiores, el emprendedor no lo puede hacer y no va a haber nadie quien lo pueda ayudar. Todos los errores que cometan sus subalternos serán errores de él también.

4.- El empresario depende de si mismo; el decide cuanto tiempo, esfuerzo y creatividad debe invertir. Su astucia y esfuerzo determinará el éxito de su empresa. El empleado depende de si mismo para conservar su puesto y tal vez aspirar a una promoción; pero se topará con varias limitantes; conflictos de intereses y grillas, poco apoyo de sus superiores, un horario fijo que a veces estará de sobra y a veces corto, y un momento en el que ya no pueda crecer mas en una empresa. El empleado siempre tendrá alguien mas arriba que el.

5.- La vida del empresario no es monótona; si trabaja 6, 8, o 10 horas al día, es porque está motivado a ello; su trabajo podrá ser pesado, pero siempre tendrá sentido. En cambio el empleado está sujeto a normas fijas, por lo cual será mas normal que varias veces se despierte sin ganas de ir a trabajar, y vea su empleo como una obligación que tiene que cumplir para traer el pan a casa. El empleado en la mayoría de los casos termina siendo un autómata al servicio de alguien mas y debe de entregar resultados a ese alguien mas. Mientras al empresario no le importará manejar 50 kilómetros para lograr obtener resultados, el empleado verá como una carga soportar el tráfico para llegar al trabajo, porque muchas veces lo vé como una obligación y no como una motivación.

6.- El empleado se tiene que preocupar mas por su imagen personal, necesita comprar ropa para el perfil de su puesto (que muchas veces es cara con respecto a sus ingresos), y tiene que aparentar su status dentro de la compañía con posesiones. El jefe, al ser el dueño de la compañía, si bien tampoco va a descuidar su imagen, no se vé tan obligado a precuparse excesivamente por ella; lo cual hace que consuma menos dinero en estas posesiones (que de todos modos le saldría mas barato dado sus mayores ingresos con respecto a los de sus empleados). Un ejemplo es el típico empresario gringo que va a trabajar en bermudas.

En resumen, ser empresario significa tener mas responsabilidades, pero a la vez significa una mayor independencia física y mental. Tiene mas control sobre su destino, lo cual hace que tenga mas posibilidades de apuntar mas alto, sabiendo que el límite se lo pone el mismo y no sus superiores, como es el caso de los empleados.

Como empleado puedes tener una gran idea, o ver un problema que no deja avanzar a una empresa y la solución es obvia; pero tu no tienes la última palabra, y el barco se puede hundir por mas que hayas insistido. Eso es lo que aprendí en mi último trabajo.

Esto no significa que ser empresario sea necesariamente mejor que ser empleado o viceversa. Esto tiene que ver con la personalidad de uno mismo. Así como el entrepreneur implica mas independencia, y mas riesgos, ser empleado te puede dar una mayor protección pero a la vez no eres tan independiente. Pero a fin de cuentas los hechos son palpables, es mas fácil que alguien se haga millonario tomando mas riesgos y responsabilidades.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter