La nueva estafa (ni tan nueva) de TV Azteca: Ganamanía

3 enero 2009

veces compartido
http://farm4.static.flickr.com/3279/2941902892_2f784fdc16_o.jpg

Siempre me he preguntado si Salinas Pliego y Emilio Azcárraga tienen en la cabecera de su habitación una foto de Goebbels para inspirarse, porque de verdad que han aprendido a hacer billete jugando con los sentimientos de la gente. Véase La Academia, Bailando por un Sueño, los finales del Teletón, los comerciales de la crisis, y ahora Ganamanía.

¿Que es Ganamanía?. Es un concurso de telejuegos que aparece por la madrugada en los canales de TV Azteca. Según publican en su página web, “es un entretenido concurso interactivo donde el espectador se convierte en protagonista”, y básicamente consiste en un juego donde tienes que responder a una pregunta, adivinar un número, o que palabra forman las letras. Cuando tienes la respuesta lo que haces es hablar por teléfono a un 01900 o mandar un SMS por celular.

El caso es que mi madre vió el concurso, y creyendo que era un concurso de TV normal, quiso participar. Para eso yo le ayudé a adivinar la palabra que formaban las letras que aparecían en pantalla, y llamó por teléfono para decirla.

Pero oh sorpresa que en la otra línea solo se oyó una grabación que daba las gracias por participar, mientras en la TV la conductora decía que todavía no adivinaban la palabra y que el productor decidía aumentar el premio dado que nadie atinaba. ¿Pero como diablos alguien le va a atinar si en realidad tenemos que esperar que tengamos la suerte de que nos hablen de la televisora?. El costo de la llamada era de 29 pesos (información que pasaban cada determinado tiempo, lo mínimo para cumplir con la ley), ¿quee, veintinueve pesos para un concurso donde no se trata de adivinar la palabra como dicen, sino de esperar a que tengas la suerte que te llamen para ganarte $15,000 pesos?, tal vez a mi madre ni a mi nos pegue en el bolsillo, pero si a gente humilde que habla esperanzada para ganarse ese dinero que a sus ojos vale oro.

La conductora, chantajista, empezaba con el clásico lavado de cerebro televisivo “si no llamas habrás dejado pasar una gran oportunidad”, “todos estamos hartos de nuestro trabajo monótono y aburrido, imagínate como te vendrían esos 15,000 pesos” “Si no llamas, vas a perder la oportunidad de llevarte a tu familia de vacaciones”, “para tener $15,000 pesos, necesitarías trabajar durante meses arduamente en un trabajo donde te sientes como esclavo”. Todo eso mientras fingían que mucha gente se había comunicado y no le había atinado a la palabra (cuando mucha gente ya la sabía, pero en realidad al final del concurso ellos solo iban a llamar a una de todas las personas que hablaron). Bajo ese chantaje, la gente, naturalmente se apresuró a hablar, porque creían que ya sabiendo la palabra iban a ganar. Y mientras ellos hacen su gran negocio.

El procedimiento del concurso viene en la página web de Ganamanía, pero no coincide en lo absoluto con lo que anuncian los conductores en sus programas.

Las televisoras han logrado hacer dinero bajo algo que es legal (rayando el margen) segun las leyes de concursos, pero que no es ético ni moral, porque implica un chantaje emocional hacia el auditorio con el objetivo de generar ganancias. Creo que se deberían de modernizar las leyes y contemplar este tipo de chantajes como algo ilícito, dado que manipulan las acciones y actitudes de las personas (sobre todo aquellas que no tienen una buena preparación).

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter