El Resplandor.

30 diciembre 2008

veces compartido

Con esta película, puedo decir que Stanley Kubrick es uno de los mejores directores de cine que han existido, sin olvidar el crédito que merece Stephen King, el escritor original. Ayer ví por fin esta grandiosa película de terror (que conocí, gracias al famoso episodio de los Simpsons de “sin televisión ni cerveza, Homero pierde la cabeza), y la verdad me dejó muy impresionado, aún con lo antiguo que se pueda percibir el filme o sus efectos visuales.

Podría decir inclusive, que El Resplandor no tiene el mejor guión que haya visto, y que hay algunas cosas que no entendí porque estaban ahí. Pero el delicado manejo de la película que hizo Kubrick, perdona esos pocos errores que hubiera podido cometer al realizar este filme. La forma en que manejó el filme es de lo mas grandioso que he visto, y es lo que hace la gran diferencia entre una película mediocre y una sublime.

Los efectos sonoros fueron muy atinados, porque le imprime un gran sentido del horror y de miedo a las escenas de la película. Efectos que naturalmente han sido imitados, pero que no han logrado a la perfección el efecto que logró Stanley Kubrick con su película. También me llamó mucho la atención el reverb (eco o reverbación) de la música de fondo cuando Jack Nicholson estaba en el bar, como si se estuviera en un sueño o en algo irreal, lo cual le da mas suspenso, a pesar de ser una escena donde uno sabe que por momento no va a ocurrir nada.

La escena del beso también es muy impactante, por como fué manejada la escena; y ni que decir la escena del hacha, sobre todo el momento histórico en el séptimo arte donde el personaje de Nicholson destruye la puerta y asoma la cabeza.

Vale la pena comentar que Stanley Kubrick llevó a los actores hasta la fatiga (tanto física como emocional) para conseguir el efecto que quería. Un claro ejemplo es cuando Wendy descubre los escritos de Jack, y este la empieza a amenazar, hasta cuando ella lo golpea con el bat. Jack Torrence (Nicholson) y Shelley Duvall (Wendy) tuvieron que repetir la escena como 50 veces para que la fatiga en los actores se percibiera en la película, además de las críticas que recibió Shelley por parte de Kubrick para que su personaje lograra mostrar una faceta de miedo e inseguridad (vaya que si lo logró).

Les recomiendo que vean esta película, a quienes no la han visto. Es un histórico del cine que nadie se debe perder.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter