Introducción a la filosofía, de Raúl Gutiérrez Saenz.

12 noviembre 2008

veces compartido

Ahora escribo para hablar de este libro que acabo de leer; el cual habla de los puntos básicos de la filosofía con una perspectiva humanista cristiana (es muy notoria la corriente aristotélico-tomista en este libro), y el cual busca que los lectores tengan bases sólidas para entrar en este interesante terreno de la filosofía.

Cuando hablamos de este tipo de humanismo, se da por hecho que se hablará de Dios, de fe y de todo lo demás. Pero curiosamente este libro, incluso desde un punto de vista laico, creo que tiene mucha tela de donde cortar, y no se siente ese halo dogmático que suelen imprimir muchos libros religiosos y los cuales pueden generar ruido no solo en personas agnósticas o ateas, sino en algunos religiosos que quieren apartar toda sensación de represión y control.

En general lo que propone este libro (porque aunque busque ser una introducción general, siempre tendrá como cualquier libro, algún sesgo ideológico) es una filosofía donde el hombre percibe la realidad siempre de una forma subjetiva (lo que a priori podría fomentar la relatividad moral), pero que el humano debe a traves de una meditación profunda develar el ser de una forma intuitiva, para llegar a la verdad.

Bajo esta premisa habla de temas interesantes como la libertad, la ética, la moral, la lógica, el conocimiento, la existencia de Dios, la metafísica (no confundir con la metafísica que promueven los charlatanes), entre otros… También habla de otras corrientes filosóficas y las critica de una forma constructiva, hasta un punto en que comparte algunas opiniones de los filósofos opuestos a esta corriente (vale destacar la comprensión de algunos puntos de vista de Nietszche).

Este libro (y esta corriente en general) busca deslindarse por completo de los “vicios” que dejaron las épocas medievales en la religión (la imagen de Dios como el que castiga) y busca una forma de pensar que esté basado mas en la razón y en el amor, que en el pecado, en los rituales y en las obligaciones innecesarias. Es por eso que estoy seguro que el lector no encontrará ninguna resistencia para poder leer este libro ni va a intentar cambiar su forma de pensar, porque a fin de cuentas la creencia en Dios se basa en la fe: el católico vera este libro como una forma libre de prejucios de llegar al Dios que cree, y el ateo o el agnóstico lo seguirán siendo, pero no se toparán con la “filosofía represora”, independientemente de si esten o no de acuerdo con los postulados.

Creo que este libro cumple con su objetivo, el ser una “introducción a la filosofía”, a pesar de su inevitable sesgo ideológico, muestra una apertura hacia las demás corrientes; lo cual es indispensable a la hora de entrar en este terreno. Yo en lo particular, estoy de acuerdo con unas cosas, con otras no; pero creo que en general es un buen libro para leer (hasta para gente no muy religiosa como yo)

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter