¿Y se pondrá peor?, parte 2. Calderón y la Tumba Neoliberal

10 octubre 2008

veces compartido

Terminé el artículo pasado hablando sobre una de las propuestas de Calderón que tenían que ver con la reforma; pero bueno, no vamos a hablar sobre la polémica reforma (eso lo tocaré en otro post) sino de la propuesta que ha hecho el presidente:

1.- Tener un espacio adicional de gasto por más de 78 mil millones de pesos, distribuida así:

  • 10 mil mdp en infraestructura energética
  • 10 mil 700 mdp en infraestructura carretera adicional
  • Mil 650 mdp en infraestructura ferroviaria
  • 6 mil mdp en infraestructura educativa
  • 4 mil 500 en infraestructura de salud
  • 5 mil 500 millones en infraestructura de seguridad
  • 5 mil 750 millones en infraestructura agropecuaria
  • 3 mil millones en infraestructura hidroagrícola
  • Mil millones para infraestructura de vivienda popular
  • Mil millones para infraestructura deportiva y cultural
  • 750 millones para infraestructura urbana para zonas metropolitanas del país
  • 500 millones para infraestructura turística
  • 2 mil mdp a pequeñas y medianas empresas
  • 500 mdp a al Fondo Nacional de apoyo Empresas en Solidaridad (Fonaes)
  • 250 mdp más al presupuesto del Servicio Nacional de Empleo


2.- Impulsar acciones para agilizar el proceso de ejecución del gasto público en infraestructura y evitar subejercicios. Facilitar los proyectos de inversión y apoyar al sector productivo nacional.

Además, acelerar el gasto en infraestructura, para lo que se propone reforma a las leyes para liberar los recursos.

3.- Anuncio la construcción de una nueva refinería de Pemex y propuso duplicar el limite de los fondos para blindar las finanzas públicas, así como disponer de 12 mil millones de pesos para la construcción de la refinería e infraestructura el próximo año y eliminar la dependencia de gasolina del exterior.

“Petróleos Mexicanos, con recursos provenientes de este fondo, iniciará desde ya la construcción de una nueva refinería, que será la primera que se construya en México en casi 30 años”.

4.- Impulsar un programa extraordinario de apoyo a las pequeñas y medianas empresas. Además, una revisión de sus esquemas de operación y un uso más eficaz de la banca de desarrollo, que detone el financiamiento por 165 mil millones de pesos de crédito.

“Así, buscamos contrarrestar el efecto de la disminución de crédito y liquidez que existe en los mercados financieros internacionales y expandir el crédito al sector productivo en nuestro país”.

Además, se buscará mayor participación de estas empresas en las compras del gobierno federal. En tanto, el Servicio Nacional de Empleo reforzará la atención en zonas que registren disminución en la captación de remesas.

5.- Simplificar los trámites al comercio exterior y operación aduanera, para facilitar el establecimiento de empresas que hoy tienen que seguir una larga cadena de trámites.

“He instruido a los secretarios de Economía y Hacienda a presentar en los próximos días una nueva estructura arancelaria que estimule la inversión y haga más eficiente la regulación comercial”.

Creo que la propuesta que hace el presidente, independientemente de la polémica de la reforma (que si es para pensar) es sensata. ¿Por que?, porque ha decidido abandonar el dogmatismo de que todo es mercado, y que ahora mas que nunca, es necesario que el estado meta mano para corregir esta crisis.

Dejenme adivinar, pero creo que lo que trata de hacer Calderón es movilizar la economía para constrarrestar los efectos de la recesión, llevando a cabo inversiones en varios rubros, en las cuales se van a generar empleos, y varias industrias (las que proveen las materias primas para todas estas obras) no se verán tan afectadas.

Claro que esto no va a eliminar por completo los efectos de la recesión, de que la vamos a sentir, la vamos a sentir, pero ahora el objetivo es que no nos pegue tan fuerte; y que se pierda el menor número posible de empleos, de exportaciones y de poder adquisitivo.

Pienso que esta crisis, como ya lo mencioné antes, será un parteaguas para el futuro del capitalismo, que si bien seguirá existiendo, ya no lo será bajo el estandarte neoliberal; porque el tamaño del problema amerita una replanteamiento del sistema económico, y no solo se está replanteando en teoría, sino en la práctica; ¿quien iba a pensar que un gobierno republicano pro-laissez faire nacionalizara bancos e instituciones?.

Las automotrices insignia de Estados Unidos (GM, Ford, y Chrysler) apunto de quebrar. ¿El fin del imperio estadounidense?

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter