Cosas que aprendí en mi trabajo.

7 septiembre 2008

veces compartido

Ahora me han despedido de mi trabajo argumentando que ya no hay dinero para pagar mi nómina (tómese en cuenta que la empresa nunca fue bien dirigida y ahora está al borde del colapso). Y esta noticia mas que un golpe terminó siendo algo bueno, porque me permitirá una de dos cosas: Encontrar un mejor trabajo, o trabajar por cuenta propia (cosas a las que apostaré ahora simultaneamente).Además que el despido no se debió ni a un mal desempeño ni a falta de talento, sino que consideran que “la mercadotecnia no es importante en una empresa”

Punto Nº 1: Nunca se es indispensable en un trabajo.

Puedes ser muy bueno, y puede que todo el mundo te heche flores por tu trabajo; pero no por eso eres indispensable. Muchas veces los intereses y las envidias socaban el mérito propio, y de todos modos puedes quedar despedido.

Punto Nº 2: No temas defender tus ideas.

Tu jefe puede ser el que tome la decisión al final, y puede hacer una mala decisión, pero siempre haz lo que puedas para defender tu punto de vista, si no fructifica, al menos hiciste el intento; pero no te quedes con los brazos cruzados.

Punto Nº 3: De todo mundo se aprende.

En un trabajo puedes aprender de todos, incluso de los que no están en tu departamento o area. Por mas conocimientos adquieras es mejor para ti.

Punto Nº 4: A un trabajo se va a eso, a trabajar, no a hacer amigos.

Si tienes colegas muy buena onda, que bueno. Si sacas varias amigos de ahí mejor. Pero recuerda que tu vas a trabajar; tómalo en cuenta porque no siempre vas a estar con el tipo de gente que te cae bien.

Punto Nº 5: No puedes confiar tanto en un colega como en un amigo de la prepa.

Esto por el simple hecho de que en el trabajo hay intereses, ya sean económicos, de status o de lo que sea. Siempre existirá ese alguien que te pueda traicionar por intereses laborales, o use lo que le cuentas para su propio beneficio. No sueltes toda la sopa frente a tus colegas a menos de que estes muy pero muy seguro de que ya es tu amigo.

Punto Nº 6: Se flexible, pero tampoco dejes que se aprovechen de tí.

A veces es necesario quedarse a trabajar horas extras por diversas razones (urge que termine un proyecto por ejemplo), pero no dejes que esto se convierta en pan de cada día. Es importante ser flexible y no llegar como maquinita a las 9:00 en punto y salir a las 6:00 en punto; esto muestra tu compromiso con la empresa. Pero ellos también deben de ser agradecidos y no inventar excusas cuando necesitas una hora de permiso para ir con el doctor o situaciones similares.

Punto Nº7: Haz bien tu trabajo.

Esto es muy básico, pero también lo menciono porque es importante. Trata de hacer tu trabajo lo mejor que puedas, y busca superarte cada vez haciéndolo mejor; así podrás ir avanzando y agarrar mas experiencia en menor tiempo. No hagas las cosas por obligación, hazlas por convicción.

Punto Nº8: Haz respetar tus derechos.

Tienes derecho a exigir todo lo que te otorga la ley: aguinaldo, pagos puntuales, vacaciones, o liquidación en caso de que te corran. No dejes que te mangoneén. Eso si, tu también muestrales respetos llegando temprano y trabajando profesionalmente.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter