¿Modernizar una empresa, o regresarla a las manos del pueblo?

4 febrero 2008

veces compartido
Dentro de esta frase, que en ambos casos parece atractiva, siempre hay algo que se quiere ocultar, tal vez porque no generan esa incertidumbre cuando un político menciona las palabras “privatizar” o “nacionalizar”. En el caso de la frase privatizar una empresa (sobre todo cuando se trata de capital extranjero), se entiende mas bien como el despojo de un bien nacional a unos capitalistas que quieren obtener su beneficio propio, pero en cambio la frase modernizar una empresa, se entiende como símbolo de progreso de una nación. Ahora, en el caso de la frase nacionalizar una empresa se puede entender como una acción de algunos estadistas que quieren desalentar la competitividad y convertir poco a poco el país en una entidad comunista, y por el contrario la frase regresar una empresa a las manos del pueblo, es despojar una entidad de las manos de los sucios y egoístas capitalistas que abusan del pueblo, para que este último se beneficie y exista mas igualdad.
Pero en los dos casos, las dos frases hablan de una accion totalmente igual, y de las que en realidad, el beneficio o el perjuicio produce resultados dispares dependiendo del entorno. Este juego de frases se puede comprobar con la posible privatización de Pemex. La derecha y la “mass media” habla de la modernización, en cambio la izquierda y los allegados a López Obrador, hablan de el despojo de un bien a México.

Adam Smith, en su libro “La Riqueza de las Naciones” dice que una sociedad prosperará cuando no exista intervención del estado en la economía, porque el egoísmo de dos o mas partes que compiten, generarán riqueza. Es decir, es necesario que exista competencia entre ambas partes.

Esto quiere decir que no por el mero hecho de privatizar, existirá la competencia, y es por eso que si bien Pemex tiene muchísimos defectos atribuídos al hecho de ser un monopolio estatal, no es seguro que mejore solo porque está en manos privadas.

Y ocurre lo mismo con la “nacionalización”. Un pueblo puede estar en contra de que los capitalistas de una empresa abuse de los trabajadores, o les pague un sueldo raquítico porque el mercado así lo determina. Pero es posible que al pasar a ser cargo del gobierno esta pierda competitividad, al no haber un motivante por ofrecer buenos productos.

Por esto mismo, la nacionalización en la mayoría de los casos es indeseable; porque desalenta la competitividad.

Es muy cierto que la mayoría de las empresas privadas funcionan mejor que las estatales, puesto que estan en competencia constante, y necesitan por ende, ofrecer mejores productos al mercado. Esto pasa con las empresas que compiten. Pero esto no necesariamente ocurre con los monopolios privados, e incluso con otro cierto tipo de empresas que tal vez no han mostrado ser mucho mas funcional que las del estado. Por citar un ejemplo, el sistema de salud es mas eficiente en Inglaterra que en Estados Unidos, el primero es público, y el segundo corre a manos de empresas privadas.

También existen casos como en la educación, donde no necesariamente las instituciones privadas son mejores que las públicas. ¿por qué?. Porque resulta que en este caso, existe una fuerza motivadora (que no existe en muchas otras instituciones públicas) y es el hecho de que en estas instituciones mucha gente esta motivada no por el hecho de generar utilidades, sino por el hecho de compartir conocimientos (algo parecido como un empleado o emprendedor que pone como prioridad el desarrollo intelectual o la realización en algún area de interés al dinero). Un ejemplo ocurre en las universidades de México, donde si bien existen universidades privadas de muy alto nivel académico como el Tecnológico de Monterrey, el ITAM o la Ibero (Iteso en Guadalajara), existen muchas mas con un nivel académico muy pobre (las famosas universidades “patito), en cambio en las universidades de gobierno, existe siempre cierto nivel académico asegurado. Es por eso que universidades como la UNAM (considerada como la mejor de México por muchos organismos internacionales), la U de G, el IPN, a pesar de ser del estado, tienen un muy buen nivel académico.

Para terminar, es necesario cuestionarse dos veces cuando se quiere privatizar o nacionalizar cualquier organización, porque los resultados dependen de varios factores. En realidad no existe una fórmula mágica, y si bien las economías de mercado han demostrado ser mas eficientes que las de estado, no implica que toda entidad deba ser privatizada.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter