Carmen Aristegui.

6 enero 2008

veces compartido
Allá en la Unión Soviética, en aquellas épocas de dictadura Stalinista (con la “t” para que no vayamos a confundirlo con la dictadura salinista), este dictador en cuestión buscaba acallar a todos los intelectuales contrarrevolucionarios, o que pudieran hacer una crítica de su gobierno; incluso las “fe de erratas” eran castigadas. En la Rusia de Stalin, si a alguien se le ocurría escribir mal de el, lo mejor que le podía ocurrir, es que lo exiliaran a los fríos terruños de Siberia.
Stalin en su dictadura, mandaba a confiscar todos los libros que no llevaran la corriente marxista-leninista-stalinista impregnada en estos. Es mas, ni siquiera era tan costeable pensar en huír a otro país, porque los servicios de inteligencia los persegúian (cosa que le pasó a Trotsky cuando lo mataron en Coyoacán). Para Stalin, todos estos críticos eran unos capitalistas e imperialistas del demonio; o trotkistas cuando menos (lo que en realidad era peor para el).

Las cualidades de una sociedad madura y desarrollada, es que existe la libertad de expresión para todo tipo de pensamiento; porque el hombre tiene la capacidad de razonar toda la información. Y no se, pero desde un tiempo para acá se han desatado polémicas sobre el cese de ciertos periodistas que no entran en la misma corriente ideológica del gobierno actual, o que critican a este. Primero fué con Gutiérrez Vivó y el fin de Monitor, y ahora ocurre esto con Carmen Aristegui. ¿será pura coincidencia o no lo será?.

Pero esto es algo que preocupa. En un país con demasiadas desigualdades económicas, parece que se quieren callar a esas voces que reclaman esas desigualdades; parece que el Status Quo nos quiere decir que no hay muchos problemas cuando si los hay. Y yo creo que no necesitamos que las corporaciones o el gobierno tomen mano para decirnos que el peje es nefasto, eso ya lo sabemos (bueno, no todos); pero vemos quienes sabemos dicernir la información que nos llega de los diferentes espectros ideológicos; y en caso de que esas órdenes vinieran desde arriba, se estaría cometiendo un muy grave, pero muy grave error; que mas bien recuerdan no solo a las épocas Salinistas, sino también a las “Stalinistas”.

Yo creo que así como hay muchos comentaristas de derecha valiosos, también Carmen Aristegui lo es, y pienso que es una de las voces importantes de México. Su foro está abierto como todos (no digo “estaba” porque tiene todavía su programa en CNN), es una mujer que lucha, que no es títere de nadie, ni del gobierno, ni del PRD; y por tanto es indispensable como parte de la tan necesaria libertad de expresión que necesita el país.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter