¿De verdad la tecnología nos enajena?

31 diciembre 2007

veces compartido
En el diario español El País, salió un reportaje, acerca de las consecuencias de usar el iPod y los transtornos que estos supuestamente pueden causar (sobre todo en cuanto a los sociales se refiere). Las represalias ante dicho artículo no se han hecho esperar.
Se habla de que el iPod, igual que el internet y otras tecnologías, provoca el aislamiento de las personas (no solo en el artículo, sino en muchos otros lados), pero me pregunto ¿el uso exhaustivo del iPod, el Internet, y todas estas tecnologías, será el que incite este fenómeno, o bien serán consecuencia de este fenómeno?.

Yo creo que mas bien me inclinaría por lo segundo. Si bien no soy un psicólogo experto; por lo que puedo ver a mi alrededor, pienso que mucha gente que usa mas de 8 horas Internet, o su iPod, o como se le quiera llamar, es gente que genera una adicción gracias a que no tiene muchas habilidades sociales. Pienso que estas herramientas son una excusa para el aislamiento. Pero si no fueran estos aparatos serían otros, como antes era la TV, o antes eran los libros, u otras herramientas.

Yo por mi parte incluso podría comentar, que con la aparición del iPod, he realizado mas ejercicio que antes; porque se me hace mas disfrutable hacerlo cuando escucho música. Incluso un iPod también puede servir como el aparato que amenize las fiestas con música. O también el Internet bien usado tiene la ventaja de informar mucho mas, que lo que lo hace la TV, al estar la información controlada por las empresas que operan los canales.

Si bien si he llegado a cuestionar estos avances tecnológicos, es tal vez por otros motivos; como por la pérdida de intimidad (que terceros tengan la posibilidad de localizarnos, utilizar la información de los internautas para hacer estudios de mercado o para que la CIA u otras instituciones obtengan información, como en el aparente caso del Facebook); pero yo pienso que el aislamiento no es debido a estos aparatos. Mas bien, hay que ver cuales son los problemas de raíz que existen, que muchas veces es mas bien por el no crecer en un entorno propicio para que construyan los jóvenes una autoestima fuerte. Mas que satanizar a estos aparatos, se debería buscar a ayudar a los padres de este tipo de jóvenes; y a las nuevas familias, para que tengan posibilidades de procrear una familia en unas mejores condiciones.

También se habla mucho de la dependencia por la tecnología de muchas personas. Tiran su iPod nano, por que ya salió el iTouch, y esperan a que salga la nueva. Y es cierto, a las empresas, les conviene tener consumidores cautivos. ¿pero este tipo de personas al no haber iPods y tecnología de consumo, no desarrollarían un patrón similar con otras cosas?; por ejemplo, antes era la colección de comics, o todavía mucho antes, la colección de libros, obras de arte. Es decir, es un rasgo innato en muchos seres humanos. Mas bien las empresas las canalizan, para beneficiarse de esto, es cierto; pero ellos no generan esta dependencia, se aprovechan de ella (cosa que también se discute éticamente, a pesar de todo)

Vayamos a un caso muy radical. Un país comunista (la URSS o Corea del Norte). Para tener el control de su pueblo, canaliza todos estas actitudes hacia la adoración de su lider. Si se fijan, en los países comunistas prevalece el ateísmo; allá no hay ni Iglesia, ni iPods. Nos movemos un poco y en los siglos pasados, antes había muchos fanáticos de la Iglesia, la obedecían al pie de la letra; y ahora el objeto de adoración, son las marcas y los productos de consumo.

Por lo tanto, no creo que el iPod sea el culpable del aislamiento de muchos jóvenes. ¿y que piensan ustedes?

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter