Relativismo moral.

11 diciembre 2007

veces compartido
¿Acaso alguna vez fue todo absoluto?, o mas bien ¿el humano puede vivir “por naturaleza” con una moral absoluta?. Claramente me refiero con vivir, al hecho de poder vivir plenamente la vida la cual nos ha sido otorgada, sea Dios, sea la naturaleza, Buda, o en quien crean.
Es muy escuchado el hablar la relatividad moral hoy en día, lo cual preocupa a mucha gente; ¿pero que hay de esas épocas en que se nos adoctrinaba con una moral absoluta?. Es decír, para lograr una mayor moral, por lo que puedo ver, era necesario un mayor control de la sociedad. Muchos de nuestros padres y/o abuelos, tenían que aventar piedritas a la ventana de la novia, porque no era muy bien visto que el novio pasara a la casa nada mas así; es decír, había un control mas fuerte sobre lo que las personas deben de hacer. Si no obedeces, hay cinturonazos, hay infierno, lo hay todo.

¿Me pregunto, era un mundo mejor?. En esas épocas habían guerras mundiales, otro tipo de hostilidades, había menos libertades de pensamiento. Pero ahora que hemos obtenido una mayor libertad (relativa también, porque ahora la gente parece someterse a la mass media), muchos ansían con volver a tiempos pasados. Porque descubrimos que la libertad tiene un precio; la libertad no es gratis. Por ello todo eso de las mujeres embarazadas, número de divorcios, ese es el precio de nuestra libertad ante la ausencia, o la presencia debil de un ente represor, que nos diga “haz esto, o no hagas esto”.

Pero en tiempos pasados en los que había una moral absoluta en los dominados. Los dominantes, los que tenían el poder, gozaban de una moral relativa, incluso mas de la que gozamos ahora. Uno se somete a una dictadura, pero el dictador hace lo que se le venga en gana, aunque contradiga el pensamiento que le inculca a los súbditos. Y que decir de la Iglesia, y la Santísima Inquisición.

Ese miedo a la libertad, es tal vez lo que provoca ansias a la gente en regresar a la antiguedad represiva, porque la humanidad se ha dado cuenta que todo tiene un precio, y que no existe mundo utópico o perfecto, sobre el cual vivir.

Las corrientes conservadoras son las que desean regresar al pasado, tanto Iglesia, o como seguidores de modelos fracasados (ultraizquierda o ultraderecha) en donde se imprime un ferreo control a la sociedad. Pero a la vez las corrientes liberales, son aquellas que en una búsqueda precipitada de la libertad, no alcanzan a ver las consecuencias, y no aceptan pagar el precio de esta.

¿Entonces que es mejor para lograr una cohesión en la sociedad?, reprimir sus instintos por naturaleza (agresivos, sexuales, supervivencia), o mas bien, dejarlos ser.

¿Cual de estas dos opciones sería la mejor?, ¿la libertina opción de cortejar (bueno, coger) a la novia, ante la mínima insinuación?, ¿o la moralina opción de decirle -me has decepcionado, eres una chica de la calle; como recomienda un Jesuita?.

Aunque tal vez las medias tintas parecerían ser las que funcionan mejor.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter